GIZAGUNE Centro de estimulación cognitiva

MAYORES Y DEMENCIAS/

DEMENCIAS MÁS FRECUENTES

Las formas, o causas, de la demencia son múltiples y diversas. La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia: se calcula que representa entre un 60% y un 70% de los casos. Otras formas frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy y un grupo de enfermedades que pueden contribuir a la demencia frontotemporal (degeneración del lóbulo frontal del cerebro). Los límites entre las distintas formas de demencia son difusos y frecuentemente coexisten formas mixtas.

La demencia más frecuente, como hemos citado, es la enfermedad de Alzheimer, seguida por la demencia por Cuerpos de Lewy; la tercera causa de demencia sería la vascular.

La depresión, también puede ocasionar alteraciones cognitivas, en forma de trastornos de memoria y atención. Muchas veces, sobre todo en las fases iniciales de la demencia, ésta puede ser confundida con depresión.

CLASIFICACION ETIOLOGICA
SEGÚN LA CAUSA DE LA DEMENCIA

DEGENERATIVAS O PRIMARIAS
(La causa es desconocida)
  • Enfermedad de Alzheimer

  • Demencia con Cuerpos de Lewy

  • Demencia frontotemporal

  • Enfermedad de Huntington

NO DEGENERATIVAS O SECUNDARIAS
(La causa es conocida)
  • Demencias vasculares

  • Demencias secundarias no vasculares
    (alcohólicas, por infecciones bacterianas, déficit de vitamina B, etc)

DEMENCIAS DEGENERATIVAS PRIMARIAS

Son aquellas de las cuáles la causa aún es desconocida y son enfermedades propias del sistema nervioso central irreversibles, es decir no tienen cura. Las enfermedades degenerativas cerebrales son la causa más frecuente de demencia, destacando la enfermedad de Alzheimer (50-70% de las demencias).

  • Enfermedad de Alzheimer

    • Es una enfermedad degenerativa del cerebro que produce la muerte progresiva de neuronas, y como consecuencia, la pérdida de la capacidad para desarrollar las funciones que éstas controlaban.

      Como consecuencia de ese proceso degenerativo del sistema nervioso central, van apareciendo en la persona enferma alteraciones cognitivas, modificaciones en las funciones y cambios en su estado de ánimo y en su conducta, imperceptibles al inicio de la enfermedad pero que se van haciendo cada vez más evidentes.

      Se caracteriza por una atrofia cerebral con pérdida de neuronas y por dos tipos de lesiones a nivel neurológico: ovillos neurofibrilares y placas seniles.

      Se trata de una enfermedad neurodegenerativa progresiva caracterizada por una serie de rasgos que tienen una variabilidad de unas personas a otras.

      La variabilidad hace referencia a la existencia de bastantes diferencias entre las diferentes personas: la edad inicio (precoz, tardío), la velocidad de evolución (lenta o rápida), el tipo de alteraciones en sus capacidades mentales. También es variable la aparición de diversos trastornos psicológicos y del comportamiento (por ejemplo, unas personas pueden tener alucinaciones y ser agresivas, mientras que otras serán siempre pasivas).

      Los primeros síntomas:

      Las sospechas de que existe algún problema vienen dadas, generalmente, por trastornos progresivos de la memoria, los trastornos pueden ser tan sutiles que la familia normalmente los atribuye a la edad. En sus fases iniciales, la enfermedad de Alzheimer es muy difícil de distinguir de los trastornos de memoria y cognitivos relacionados con el envejecimiento normal.

      Tiene un inicio gradual y poco llamativo. El proceso hasta el deterioro total puede tener una duración de entre 2-20 años, pero lo más frecuente es entre 5-10 años. En general la enfermedad evoluciona más rápidamente cuanto más joven es la persona en el momento del diagnóstico. Así, en los casos (relativamente pocos) en que la enfermedad se presenta en personas de 45-50 años (Alzheimer de origen genético o familiar), la enfermedad puede tener un curso devastador en un plazo entre 3 y 4 años. En la evolución de la enfermedad se produce una pérdida paulatina de la memoria y el razonamiento; y con el tiempo, de todas las funciones mentales. La pérdida de las facultades sigue un patrón inverso al del aprendizaje

  • Demencia con cuerpos de Lewy

    • Incluye uno o varios síndromes clínicos con características de la enfermedad de Alzheimer y de la enfermedad de Parkinson Es una enfermedad degenerativa caracterizada por deterioro cognitivo fluctuante (amnesia, desorientación, apraxia), parkinson leve-moderado y rasgos psicóticos, junto a ansiedad y depresión.

      La edad de comienzo suele ser los 70 u 80 años.

      La Demencia con Cuerpos de Lewy suponehasta un 25% de todos los casos de demencia. Hasta un 40% de todos los casos de Enfermedad de Alzheimer presentan también Cuerpos de Lewy.

      Síntomas:

      - Alteración precoz de la capacidad de regular la conducta personal.
      - Superficialidad e indiferencia emocional precoces.
      - Fluctuaciones cognitivas con variaciones notables en atención y alerta.
      - Alucinaciones visuales repetidas, normalmente bien estructuradas y detalladas, también pueden darse otro tipo de alucinaciones.
      - Pérdidas de conciencia.
      - Rasgos motores del Parkinson, alteraciones de la marcha y del equilibrio
      - Caídas repetitivas.
      - En el inicio puede predominar la sintomatología psiquiátrica.

  • Demencia frontotemporal

    • Es un síndrome causado por la degeneración del lóbulo frontal del cerebro humano, que puede extenderse al lóbulo temporal. A diferencia de la enfermedad de Alzheimer la memoria no aparece alterada, los síntomas que se observan al principio son cambios en el comportamiento.

      Afecta a personas más jóvenes. Aún así, la cantidad de personas con demencia frontotemporal entre los 50 y 60 años es menor que la cantidad de casos después de los 70 años.

      Síntomas:

      La sintomatología inicial es fundamentalmente psiquiátrica, incluyendo inhibición, apatía, alteraciones del comportamiento, falta de normas sociales, distractibilidad, pérdida de las competencias organizativas, por lo tanto empiezan tareas pero no las terminan, cambios rápidos del foco de atención, impulsividad y comportamientos repetitivos. Pueden transcurrir años hasta que el déficit de funciones cognitivas se haga evidente. En un principio no existe alteración de memoria, del cálculo o de tareas visuoepaciales .

      En resumen las personas no comienzan con trastornos de memoria, sino más bien con trastornos de conducta y psiquiátricos, principalmente trastornos del ánimo y descontrol de impulsos.

      En algunos casos el lenguaje está bastante afectado.

      Principalmente a nivel cognitivo presentan dificultades para planificar, para organizar su vida y dificultades de atención.

  • Enfermedad de Huntington

    • Enfermedad neurológica hereditaria que afecta a determinadas áreas del cerebro. La edad de inicio está entre los 30 y 50 años de edad.

      La forma de presentación de la enfermedad de Huntington es variable con síntomas neurológicos y/o psiquiátricos:

      - Alteraciones leves de la personalidad, memoria y coordinación motora son frecuentemente los síntomas iniciales.

      - En ocasiones, el cuadro más evolucionado con corea (contracciones musculares involuntarias), trastornos oculomotores y de los movimientos voluntarios.

      - Los déficits cognitivos incluyen alteración de la concentración, atención y funciones ejecutivas.

      - El trastorno de la memoria resulta prominente y puede ser debido a dificultades con el almacenamiento y recuperación de la información.

      - Los trastornos afectivos (ansiedad y depresión) son la patología psiquiátrica más frecuente y llega a afectar al 50% de la población afectada.

DEMENCIAS NO DEGENERATIVAS O SECUNDARIAS

Son demencias en las cuales la causa es conocida, y en algunos casos tiene posibilidades de mejora.

  • Demencia vascular

    • Las claves para la diferenciación de este tipo de demencia y una degenerativa son el inicio brusco, evolución con variaciones y presencia de factores de riesgo vascular (el más importante es la hipertensión, aunque no hay que pasar por alto la diabetes mellitus, el tabaquismo y la obesidad).

      Las demencias vasculares se clasifican en dos tipos:

      - Demencia por infarto estratégico: La demencia puede aparecer como consecuencia de un infarto cerebral localizado en un área específica (aproximadamente a los tres meses de haberse producido el infarto).

      - Demencia multiinfarto: presencia de múltiples infartos

      Un área del tejido queda destruida debido al infarto o infartos, las neuronas de esa zona sufren un daño irreversible lo que provoca la demencia. Sólo se destruyen algunas neuronas, otras sufren un deterioro temporal como consecuencia de la escasez de riego sanguíneo; estas últimas es posible que lleguen a recuperarse, con lo que el nivel de dependencia que sufre la persona depende de la zona que sí haya quedado definitivamente lesionada.

      Síntomas:

      Los síntomas pueden ser muy diferentes, dependiendo a qué zona del cerebro hayan afectado los infartos. Aunque en general estas son las características:

      - La alteración de la memoria puede ser leve o moderada.

      - Los movimientos pueden afectarse de forma desigual. Es característica la aparición precoz de trastornos de la marcha manifestados mediante la marcha a pequeños pasos, inestabilidad y caídas frecuentes.

      - La personalidad suele mantenerse preservada, aunque en algunos casos aparecen cambios evidentes como: apatía, desinhibición, o acentuación de rasgos previos como egocentrismo, actitudes paranoides o irritabilidad.

      - La depresión suele ser bastante frecuente.

      - Es frecuente la urgencia de orinar e incontinencia, no explicables por trastornos urológicos. Precisamente los trastornos de la marcha y las dificultades urinarias son síntomas que permiten detectar pronto la demencia vascular.

      Se han identificado una serie de factores de riesgo para las patologías vasculares, estos son la hipertensión, el tabaquismo, la diabetes, cardiopatía…

      La principal diferencia con el Alzheimer es que se puede identificar perfectamente el momento concreto en que la persona mostró un “bajón”, un mayor deterioro dentro de la enfermedad.

  • Demencias secundarias no vasculares

    • Las causas pueden ser muy diversas, son tratables y frecuentemente reversibles si su identificación es precoz.

      Su frecuencia es reducida en relación con las demencias degenerativas y con las de origen vascular.

      - Demencias de origen infeccioso: por infecciones bacterianas o víricas. La más frecuente en este momento es la relacionada con la infección por el VIH o SIDA en personas en fases avanzadas.También es conocida la Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (las vacas locas).

      - Demencias de origen carencial: Déficit de vitaminas del grupo B, déficit de ácido fólico.

      - Demencias por fármacos: Litio, barbitúricos, analgésicos, antidepresivos…

      - Demencias por diferentes enfermedades: tumores cerebrales, esclerosis múltiple (5% de afectados por esclerosis múltiple)…

      - Demencias por traumatismos craneales: generalmente a partir de traumatismos mínimos o no reconocidos.

      - Demencias alcohólicas.

  • Demencias combinadas

    • - Demencias mixtas: asociación de demencia vascular con demencia degenerativa primaria. Por ejemplo demencia vascular más Alzheimer.

      - Otras demencias combinadas

gizagune.com ©2015 todos los derechos reservados